Australia

Pasando el Control de Inmigración Australiano

Por el 13/12/2018

Incluso sabiendo que llevas todo en regla, los controles de inmigración suelen poner un poco nervioso, especialmente cuando es la primera vez que pasas uno. Y si además alguna vez has visto el programa ese en el que hablan de las aduanas de Australia… Puede que, las mil horas de avión que tienes que hacer, vengas de donde vengas, para llegar al país de los canguros las pases con algo de preocupación.

 

 

Con este post, lo que me gustaría, es que esa preocupación disminuya. He conocido un montón de gente que ha estado en Australia y yo mismo he entrado al país tres veces. Todos coincidimos en una cosa: no es para tanto. Si no llevas nada que declarar suele ser incluso rápido y un par de veces incluso, me han tocado agentes bastante simpáticos que me han hecho algún comentario sobre futbol en cuanto han visto que mi pasaporte era español.

La mayoría de visas en Australia son electrónicas.  Es decir, la tienes en un archivo .pdf en el que pone tus datos, las condiciones de la visa, cuando caduca, etc. El departamento de inmigración ya tiene todos esos datos en el sistema y en cuanto escanean tu pasaporte les aparece toda la información, por lo que no es necesaria llevarla impresa.

Aun así, yo recomiendo llevarla al menos en el móvil. Casi con total seguridad en Australia no te la van a pedir, pero cuando he volado desde algún país de Asia, a veces si lo han hecho y se la he enseñado desde el móvil.

 

En el avión os darán una “tarjeta de llegada” para que rellenéis con vuestros datos y algunas preguntas. Os dejo la foto de la tarjeta 😉

 

 

 

Mi recomendación sobre esto es que siempre digáis la verdad. Si tenéis alguna duda, lo digáis. Si lleváis algo que pensáis que puede no estar permitido, lo preguntéis. Si sois honestos, tened por seguro que no vais a tener ningún problema.

Y para poner un ejemplo, voy a contar lo que contesté la última vez que entré en Australia. Venía de Nepal, con una Working Holiday Visa a la que le quedaban menos de 3 meses para que se caducara.

No me pidieron ni billete de salida, ni seguro, ni dinero en la cuenta bancaria, ni nunca me lo han pedido.

En la tarjeta de entrada contesté que sí a dos preguntas que suenan muy mal:

  • “Llevas cosas que pueden estar prohibidas o sujetas a restricciones, como medicinas, esteroides, pornografía ilegal, armas, armas de fuego o drogas ilícitas”. Cuando me preguntaron dije que llevaba medicinas de uso común, incluyendo antibióticos. No revisaron el botiquín.
  • “Has estado en contacto con granjas, animales de granja, áreas naturales, o ríos, lagos, etc. de agua dulce en los últimos 30 días”. Me preguntaron que dónde y que si tenía material de camping. Le dije que en un Parque Nacional al sur de Nepal y que tenía palos de trekking, pero que los había limpiado antes de venir. Pasé y tampoco me revisaron nada.

 

 

Esto no significa que con todo el mundo actúen de la misma manera, obviamente. Pero estoy bastante seguro de que, si no pareces sospechoso, ni llevas nada raro, es la manera normal de proceder.

Por cierto, al menos con la Working Holiday Visa no te ponen ningún sello en el pasaporte, ni al entrar ni al salir. Pero bueno, con sello o sin sello…

¡Welcome to Australia!

TAGS
POSTS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

Sígueme
Suscríbete

¿Qué país buscas?
¿Dónde estoy ahora?

Australia