A unos 1.700 km de Melbourne y otros 1.700 de Cairns, la soleada Brisbane se encuentra justo en el medio de la Costa Este de Australia. Su posición estratégica, su ambiente relajado, a pesar de ser la tercera ciudad más habitada de Australia, y un clima que ya les gustaría tener a las otras dos, hicieron de la capital de Queensland mi casa durante ocho meses. Nadie debería perdérsela en un viaje por Australia y, en este post te voy a contar 20 cosas que ver y hacer en Brisbane.

1. Pasea por South Bank, el barrio más bonito de Brisbane.

Situada al sur del río Brisbane, esta zona de la ciudad es, sin duda, mi favorita. Zonas arboladas para pasear, explanadas de césped donde sentarse a leer, barbacoas públicas y mesas para hacer un picnic. No te pierdas “The Arbour”, unos arcos de enredaderas que en primavera se pone precioso.

The Arbour – ¿Qué ver en Brisbane?

Además en su calle principal, Grey Street, hay un montón de bares y restaurantes.

Da igual si viajas solo, con niños, con amigos o en pareja, este barrio es para todo el mundo. Y cuando veas el siguiente punto de esta lista, seguramente te den ganas de quedarte a vivir, que es exactamente lo que me pasó a mi.

2. Date un baño en la playa artificial.

Sí, así es, una playa artificial en medio de la ciudad. Tienen socorristas, hamacas en las que te puedes tumbar y una zona de barbacoas públicas justo al lado. ¿Puede haber algo mejor? ¡Pues que encima es gratis!

Playa artificial – ¿Qué ver en Brisbane?

3. Visita la Pagoda Nepalí.

Se construyó con motivo de la Expo del 88. Fue tallada a mano por ciento sesenta familias en Katmandú, y aun así tardaron dos años en terminarla. Es además una de las tres pagodas de la paz que hay en el mundo fuera de Nepal.

4. Sube a su enorme noria.

Si quieres disfrutar de Brisbane desde las alturas puedes subir en la noria de 60 metros de altura, conocida como “The wheel of Brisbane”. Recuerda mucho a la de Londres, sus góndolas están acristaladas para tener una vista de 360º de la ciudad y tarda 15 minutos en dar una vuelta completa (con una parada en la parte más alta). 

The Wheel, la noria de South Bank – ¿Qué ver en Brisbane?

Precio: Adultos 19 $. Niños: 14.25 $. Hay descuentos para familias.

Horario: 10:00 a 20:00 (viernes y sábados hasta las 22:00)

Web oficial: thewheelofbrisbane.com.au

5. Hazte una foto en las letras de Brisbane.

Otro de los lugares típicos que ver en Brisbane son sus letras con el nombre de la ciudad, casi siempre llenas de gente posando y, de fondo, el skyline del otro lado del río. Te recomiendo pasar por allí de noche, cuando hay menos gente y, si llevas un trípode, te pueden quedar unas fotos muy chulas.

Letras de Brisbane – ¿Qué ver en Brisbane?

6. Recorre las calles del centro.

Justo al lado de las letras, cruzando el puente llegarás a La City, el centro de Brisbane. No es muy grande y prácticamente lo único que hay son centros comerciales, oficinas y algunos bares, pero es interesante dar un paseo y ver la enorme multiculturalidad que tiene la ciudad. ¿Si te hubiesen llevado hasta allí con los ojos cerrados, sabrías que estás en Australia?

Anzac Square – ¿Qué ver en Brisbane?

No te pierdas el Anzac Square, un monumento en honor a los fallecidos en las distintas guerras, con una llama que nunca se apaga o el ayuntamiento, del que te hablo en el siguiente punto. Saint John’s Cathedral, una catedral anglicana que está en Ann St, también es muy chula.

Curiosidad: Las calles del centro paralelas al río tienen nombre de reyes ingleses y las perpendiculares, nombres de reinas. Queen Street, como no, es la calle principal.

7. Visita el ayuntamiento de Brisbane.

En la plaza de King George hay un bonito edificio con estructura de templo griego en el que está el “City Hall” o Ayuntamiento de Brisbane. Está abierto todos los días y siempre tienen muchas actividades. Se puede realizar una visita guiada al edificio (en inglés), subir hasta arriba de la torre del reloj (tiene 87 metros y, por suerte, un ascensor) o visitar el Museo de Brisbane, en la tercera planta. Y todo ello de manera gratuita.

El Ayuntamiento o City Hall – ¿Qué ver en Brisbane?

Horario del museo: 10:00 – 17:00 (cerrado los lunes)

Web oficial del museo: museumofbrisbane.com.au

Visitas guiadas: Suelen ser a las 10:15 y 14:45, pero es mejor preguntar antes y apuntarse.

Además siempre están haciendo actividades culturales, exposiciones, etc. En diciembre, por ejemplo, proyectaban varias veces al día un video infantil sobre la navidad australiana, que por aquí es cuando más calor hace!

8. Recorre el Jardín Botánico.

En uno de los laterales del centro de la ciudad, este Jardín Botánico de 20 hectáreas es un oasis de naturaleza entre tantos rascacielos. Cómo en todos los parques australianos, no es raro ver gente disfrutando de ello. Por la noche es fácil ver algún Possum y de día, algún lagarto tomando el sol.

Jardín Botánico – ¿Qué ver en Brisbane?

9. Atardecer en Kangaroo Point.

Justo enfrente del Jardín Botánico, pero al otro lado del río está Kangaroo Point y los Cliff. Unas paredes de piedra donde siempre hay gente haciendo escalada. Los atardeceres desde allí son, posiblemente, los mejores de Brisbane.

Kangaroo Point – ¿Qué ver en Brisbane?

10. Cruza el Story Bridge.

Un paseo desde Kangaroo Point te llevará hasta el puente más famoso de Brisbane, el Story Bridge, cualquiera que vaya a Brisbane tiene que cruzarlo al menos una vez! Pasan coches, pero hay una parte peatonal. 

Story Bridge – ¿Qué ver en Brisbane?

Si ves gente por la parte más alta, no te asustes, es que también se puede escalar. Cuesta de 100$ para arriba y la empresa que lo gestiona es esta. Yo nunca lo hice, pero las vistas tienen que ser alucinantes.

Además, si tienes ganas de fiesta, vas por el camino correcto.

11. Trasnochar en  Fortitude Valley.

Cruzando el Story Bridge desde Kangaroo Point llegas a Fortitude Valley. Más conocido por los habitantes de Brisbane como El Valley es la zona de fiesta por excelencia de la ciudad. Los bares, discotecas y cervezas en oferta hacen que esta zona tenga mucho movimiento, sobre todo los fines de semana. Su calle principal es Brunswick St. Ojo si tu alojamiento está por aquí.

En esta zona también está Chinatown, el barrio chino de Brisbane. Que básicamente es una calle (Duncan St.) donde puedes comprar muchos productos típicos de ese país y si, cocinar no es lo tuyo, también hay muchos restaurantes asiáticos: chinos, japoneses, vietnamitas, tailandeses, coreanos… ¡Ay la comida asiática!

12. Paseo nocturno por City Reach Boardwalk.

Otra forma de ir hasta el Story Bridge, desde el centro de la ciudad es a través de este agradable paseo por la orilla del río. Se puede hacer a cualquier hora, pero por la noche tiene aún más encanto. Por esa zona además hay algunos bares muy chulos para tomar una copa, como el Riverland Brisbane.

13. Picnic en el Parque de Roma Street Station.

Otro sitio que me encanta y para mí es, probablemente, el parque más bonito de Brisbane. Más de una vez nos hemos llevado unas cervecitas, unas hamburguesas y las hemos hecho en las barbacoas eléctricas y gratuitas que tienen allí. El parque es precioso, pero no pierdas de vista tu hamburguesa, que siempre habrá un ibis esperando a que te despistes.

Consejo: Si vas desde el centro, no hace falta que des toda la vuelta, puedes cruzar por la estación. Solo tienes que decírselo a los de seguridad, te dan un pequeño papel y cruzas al otro lado, donde te abren el torno y dejas el papel. ¡Fue todo un descubrimiento!

14. West End.

Otro de mis barrios favoritos Brisbane es West End, el más bohemio y alternativo de la ciudad. Es perfecto pasa salir a cenar, tomar un café o incluso una copa, en un ambiente más relajado que en Fortitude Valley.

Hay restaurantes étnicos para elegir, yo iba mucho al Govindas, un vegetariano que está en Vulture St. Para tomar un café y charlar un rato, casi siempre elegía el Three Monkeys.

Y si tu viaje a Brisbane cae en fin de semana, no te pierdas el Boundary Street Market.

15. Navegar por el Río Brisbane, gratis!

Los ferrys son un medio de transporte que muchos habitantes de Brisbane utilizan a diario y los verás circular arriba y abajo, pero si ves este pequeño barco rojo con el nombre de City Hopper, súbete!

City Hopper, el barco gratuito – ¿Qué ver en Brisbane?

Hace una ruta circular, así que no temas que no vas a acabar en Nueva Zelanda. Además es completamente gratuito. Y te recomiendo subirte al anochecer, para ver todos los rascacielos de la ribera del río iluminados. 

Horario: de 5:30 hasta 00:00, todos los días de la semana.

Frecuencia: Cada 30 minutos.

Trayecto: Tiene 6 paradas, desde North Quay hasta Sydney Street, en New Farm. Aquí tienes el mapa.

16. Mount Coot-tha.

A 6 km del centro de Brisbane se encuentra el Monte Coo-tha, de 287 metros. Tiene unos jardines botánicos, un planetario y por lo que la mayoría de gente viene hasta aquí: el mirador.

Mirador Mount Coot-tha – ¿Qué ver en Brisbane?

Se tarda unos 15 minutos en coche y media hora en bus. El que te deja en el mirador es el bus 471 y por allí pasan varios senderos por los que puedes dar un paseo, llevarte algo para comer o cocinar algo, como no, en las barbacoas gratuitas que están por todas partes.

17. Museo de Arte Moderno – GOMA.

Aunque para mí Brisbane es una ciudad que invita a disfrutar al aire libre, también tiene algunos museos interesantes. Como el Museo de Arte Moderno o Gallery of Modern Art (GOMA). En sus salas se exponen tanto cuadros y esculturas como fotografía y video. Está en la zona de South Bank, justo al lado de la biblioteca estatal y otros museos.

Horario: todos los días de 10:00 – 17:00.

Precio: Gratuito.

Web oficial: qagoma.qld.gov.au

18. Museo de Queensland.

Para aprender un poco más sobre la historia de este Estado, lo mejor es pasarse por el Museo de Queensland, también en la zona de South Bank. Tiene curiosidades como un esqueleto de dinosaurio o el avión con el que se hizo el primer vuelo entre Australia e Inglaterra.

El museo es gratis, pero la entrada al Sparklab es de pago. Un espacio diseñado para que los más pequeños aprendan ciencia mientras se divierten, con muchas exposiciones interactivas. Es un buen plan si viajas a Brisbane con niños.

Horario: todos los días de 9:30 – 16:00.

Precio: Gratuito.

Web oficial: qagoma.qld.g

19. Lone Pine Koala Sanctuary

Otro sitio muy visitado en Brisbane es el Lone Pine Koala Sanctuary, donde puedes ver koalas, canguros, possums, wombats y otros animales endémicos de Australia. Sin embargo, estando en un país en el que es tan fácil ver animales salvajes, verlos aquí no me parece la mejor opción. Además, puede que la palabra santuario le venga un poco grande, ya que pagando un extra, te dejan hacerte una foto con un koala en los brazos.

20. Una excursión por los alrededores de Brisbane.

Y para terminar, como te decía al principio de este post, Brisbane está muy bien localizado para explorar otras zonas de la Costa Este de Australia, como pueden ser:

North Stradbroke Island.
Donde vi canguros, koalas y ballenas saltando por primera vez en mi vida!!

Byron Bay.
Que aparte de unas playas geniales y muchos koalas, si tienes suerte te puedes encontrar a Elsa Pataky!

Gold Coast.
Para los enamorados del surf (o de los surferos)

Moreton Island.
Aguas cristalinas, snorkel, tortugas, pelícanos y unos atardeceres de película ¿No suena mal, no?

No será tan conocida como Sydney o Melbourne, pero espero que con estas 20 cosas que ver y hacer en Brisbane, te haya convencido de que es una ciudad preciosa que no puedes dejar de visitar en tu viaje por Australia!